miércoles, 10 de febrero de 2010

La familia crece...

Cuatro juveniles de conejo aguardan en las entradas de los majanos construidos en Malcamino, Mazarrón



Haciendo honor a su merecida fama, los conejos se han afanado en reproducirse y ocupar los majanos que fueron construidos, el año pasado, en las pedrizas de la reserva de Malcamino, en el contexto de un proyecto financiado por la Fundación Biodiversidad. De esta nueva generación de conejos darán buena cuenta depredadores como el búho real, águila perdicera y real que frecuentan la reserva.
La foto demuestra que la gestión del hábitat proporciona resultados a corto plazo y más duraderos que la repoblaciones.